Bernal Bernal Bernal

Santiago BERNAL GUTIERREZ
Fotógrafo
Santiuste de San Juan Bautista (Segovia), 1927

Se hizo un homenaje a Bernal en Guadalajara, 17 octubre 2005, Salon de Actos de Caja Guadalajara: presentación de su libro Santiago Bernal, mirada viva, y Exposición Antológica de su obra.

Fotógrafo segoviano afincado en Guadalajara
(Santiuste de San Juan Bautista, Segovia, 1927)
De formación autodidacta, está considerado
como uno de los más importantes fotógrafos
del siglo XX español, figurando en el círculo o grupo de los fotógrafos "sociales" o de inspiración netamente humana.

Ingresa en la Agrupación Fotográfica de E. y D. en Febrero de 1961. Ha sido su presidente desde Marzo de 1968 a 2008. En el año 1962 consigue sus primeros premios fotográficos. Desde 1976, decide no participar en concursos. Se dedica a la promoción fotográfica en favor de la juventud de Guadalajara, destacando las exposiciones y coloquios con sus autores. Destacan la organización de dos Semanas Internacionales de Fotografía, "Guadalajara 80" y "Guadalajara 82".

 

Sus principales exposiciones:
1976 Puerto Real
1976 Caja de Ahorros de Zaragoza Aragón y Rioja.
1978 Expone en Azuqueca, en Guadalajara.
1979 Delegación de Cultura, Guadalajara.
En 1995 se le concede la Medalla de Plata de la ciudad de Guadalajara.


Santiago Bernal

Del programa de la exposición antológica "Con el alma" celebrada en la Galería "Contraluz" de Pamplona, 7 - 31 de enero de 2005, texto de Rosario Martínez Rochina,
Santiago Bernal: Con el alma

Para hablar del fotógrafo Santiago Bernal es obligado mencionar sus circunstancias personales, sus vivencias y su trayectoria. De temperamento vitalista y al mismo tiempo ilusionado, está siempre lleno de proyectos en la Agrupación Fotográfica de Guadalajara, de la que es presidente desde tiempo inmemorial. Reuniones, actos sociales, cursillos, charlas, exposiciones, investigación y recopilación de fotos antiguas y un mimo especial para el Certamen de La Abeja, verdadero acontecimiento que he vivido en distintas ocasiones ‑aquellos fallos en el Palacio de Infantado‑ con la presencia de la flor y nata de la fotografía española. Y las Jornadas Internacionales de Fotografía, no menos dignas que las de Arlés.

Todo ésto ha condicionado la actividad como autor de Santiago Bernal. Sus habituales salidas con su club de montaña le devolvían su pasión fotográfica y regresaba eufórico, la retina iluminada y los carretes para revelar. Y al poco tiempo pensaba, a mí me lo ha dicho más de una vez, "Cualquier noche me meto en el laboratorio a positivas.." Pero por falta de tiempo esas noches siempre fueron escasas.

Y lo lamento de veras. Yo veo en Santiago Bernal un autor de gran calado. Pendiente de la gente y muy cercano a ella, a sus costumbres a sus fiestas, a su indumentaria, pero también a su condición humana. Sus imágenes son sugestivas y tiernas. Por otro lado, si analizamos sus numerosos paisajes vemos que no tienen nada de esteticistas ni placenteros. Hombres, mujeres, niños están ahí como señal de identidad o como intencionado contrapunto. Miremos ese arriero "equilibrando" el encuadre con el castillo y el cementerio. Y ese otro arriero con su carga, por una calle más parece un andurrial, y dos mujeres de rodillas lavando en un arroyo; tremenda foto por lo que muestra y por lo que sugiere.

El rastro visto por un notario y los pueblos de la Alcarria destilando cercanía y ternura. La vida como discurre, las labores, el descanso, el ocio; la ancianidad al sol como buscando energías y los niños felices en su inocencia porque no temen ni saben su futuro.

Algún día deberá revisarse a fondo y a conciencia la fotografía de Santiago Bernal.

La obra de Santiago Bernal se puede admirar, fundamentalmente, en la Agrupación Fotográfica de Guadalajara. Algunos libros ofrecen ilustraciones con fotografías suyas, como la "Historia de la Villa de Atienza" de F. Layna Serrano, en la que incluye un buen puñado de fotografías sobre la Caballada de Atienza, de los años 1960 - 1990.
Es fundamental para conocer su obra, el libro Santiago Bernal, mirada viva, AACHE Ediciones, 2005, 168 págs., 27 x 27 cms. impreso en duotono, papel barnizado, tapas duras. 30 Euros. En esa obra aparece un estudio biográfico y crítico sobre Bernal firmado por Jose Ramon Cancer Matinero, y 200 fotografías del autor de la antología. Toda la fuerza de una España rural, ya desaparecida, luce en estas páginas.

Volver a Página Inicial[Volver a Alcarrians Distinguished - Main Page]

© Panel mantenido por A. Herrera Casado - Guadalajara
aache@ono.com
- abril 11, 2010