José MONTES

Personaje popular de Guadalajara (1921-2001)

Pepito Montes, un símbolo de Guadalajara

Pepito Montes, con su mandil gris 
y una estampa de la Virgen de la Antigua

José Montes, Pepito Montes, como todos en Guadalajara le conocíamos, nació en esta ciudad en 1921, y falleció en la misma el 2 de abril de 2001. Sietemesino de nacimiento, siempre fue un ser frágil, y de pequeña estatura, de unas características personales muy especiales. Su fama la alcanzó por haber conseguido poner un puesto de chucherías en la plaza de Santo Domingo, en la zona de la Mariblanca, en 1952. Allí vendía cromos, golosinas, cigarros sueltos y se quedaba con las vueltas que destinaba a obras de caridad, limosnas en los cepillos de las iglesias, y para las monjas del Asilo.
En su casa tenía un altar dedicado a la Virgen de la Antigua, a la que tenía una veneración total. El altar estaba adornado con todo tipo de curiosidades, postales, estampas, recortes, y él además se dedicaba a vestir imágenes con telas, retales, puntillas. Eran famosos sus "belenes" en Navidad, en los que colocaba todo tipo de piezas, imágenes y artefactos. Tenía carteles y programas de todas las fiestas, y esto, al cabo de los años, constituye todo un acervo documental, un auténtico Museo, como él lo llamaba.
Siempre tuvo Pepito Montes un ritmo de vida monótono y seguro: de casa, a misa (vestido con su gabán de tela gris) una cartera grande en la mano, luego al quiosco, a su casa después, y al Santuario de la Virgen de la Antigua, volviendo otra vez a su casa, donde vivía con su hermana. Desfilaba en todas las procesiones y le tenía una devoción (un amor ya familiar) a la Virgen patrona de la ciudad. Antes de irse del Santuario, cada día besaba a todos los santos y todos los altares del templo.
Aunque parecía que José Montes carecía de edad, en 1999 se retiró y el Ayuntamiento desmontó y quemó su quiosco, que era un verdadero monumento a la cotidianeidad de la ciudad. Ese día, Pepito Montes empezó un poco a morir. 
Aquí pido a los alcarreños de buena voluntad y hondo sentir, un recuerdo con el corazón, una oración y un homenaje a Pepito, uno de los símbolos más frágiles y tiernos de Guadalajara.

[Panel de Alcarreños Distinguidos - Página Principal]

© Panel mantenido por A. Herrera Casado - Guadalajara
aache@eresmas.net - agosto 05, 2003