El libro de García Marquina que te ofrece la verdad sobre el viaje eterno de Cela.

Francisco SOBRINO

Escultor y creador de obras cinéticas que aporta al arte del siglo XX una idea novedosa y original, enmarcando su obra en el campo del movimiento óptico-cinético. La creatividad de Sobrino es extraordinaria, mezclando en todas sus obras la belleza, el ritmo, la luz y la forma, dotándolas incluso de movimiento, y siempre de una solemnidad que da gozo al ojo y al espíritu.
Francisco Sobrino
nació en Guadalajara (España) en 1932. Vivió su infancia en Argentina y se trasladó a París en 1959, fundando con otros artistas el grupo de Recherche d'Art Visuel. Desde entonces, cientos de exposiciones, de obras expuestas en lugares públicos del mundo entero, especialmente en París y Nueva York, le consagran como uno de los creadores y escultores más originales del siglo que ahora acaba.
Actualmente reside en Utande (Guadalajara), en un viejo molino junto al río Badiel, donde continúa creando en soledad su arte cinético y luminoso.

Francisco Sobrino presentó la antología de su mejor obra en una exposición inolvidable, en Madrid, en 1975, trayendo a Guadalajara una parte de la misma, en una muestra de belleza exquisita. De entonces han quedado en la ciudad algunas obras suyas (el abrazo de las formas blancas que vigila la entrada a la ciudad desde la Autovía de Barcelona, y la cascada de luz que se colocará en el patio de la Diputación Provincial) que adornan esta página.

El abrazo, escultura de Sobrino a la entrada de la ciudad de Guadalajara (España)De la obra de Sobrino dijo José María Ballester en el Catálogo de aquella antológica: Paco Sobrino... figura relevante del movimiento óptico-cinético internacional, fundador—con otros artistas— del Grupo de Recherche d'Art Visuel, en Paris, que apenas si ha mantenido contactos esporádicos con los medios culturales españoles y que nunca, hasta el momento, había tenido la oportunidad de presentar individualmente su obra en Madrid. Por eso quisiéramos que esta exposición retrospectiva y casi antológica, que ahora se realiza en Propac, tuviera—por encima de cualquier otra consideración— ese carácter de retorno que el propio artista ha querido dar a la muestra, al agrupar un número muy considerable de obras bajo el común epígrafe de "Dieciséis años de creación fuera de España" y que constituye una perfecta panorámica de las sucesivas etapas que ha atravesado su acción creadora.

Escultura en paneles plásticos de F. SobrinoDe algo después, de 1980, son estas otras palabras de Miguel Logroño, publicadas en "Diario 16" de febrero de 1980: Con Francisco Sobrino y sus esculturas autoenergéticas, el arte alienta esperanzas respecto a la energía solar. El escultor español Francisco Sobrino, uno de los más cualificados impulsores de la expresión cinética, ha elaborado un proyecto que permite la incorporación de aquella fuerza a la obra plástica, aliándose la estética y la eficacia en lo que él denomina "esculturas autoenergéticas"....En esencia, muy esquemáticamente, el proyecto de Francisco Sobrino tiende a configurar "esculturas autoenergéticas". "Con la incorporación de células fotovoltaicas -puntualiza su autor- que recogen la luz solar, transformándola en energía solar. Con la cual, las esculturas podrían tener su propio movimiento". Sobrino se estableció en Paris, en 1959, y un año después fundaba con otros colegas el Grupo de Investigadores de Arte Visual. El cinetismo, en su doble vertiente de movimiento real y movimiento ficticio, cromático, de las formas, halló en este escultor a uno de sus más rigurosos creadores. Sus obras están hoy en museos y colecciones principales del mundo, y en los espacios abiertos de las ciudades, de la naturaleza.

Hoy trabaja Sobrino en la realización de un proyecto gigantesco para crear una pirámide luminosa sobre el gran conjunto de la Bibliotheque Nationale de Paris, surgiendo en la noche una hermana móvil para la torre Eiffel. Un proyecto que, sin duda, cuando esté concluído, eternizará el nombre de este alcarreño que ya es universal.
Además presentó Sobrino en el mes de Diciembre de 1998 una impresionante exposición en Guadalajara, llenando con sus obras el Palacio del Infantado, la Calle Mayor, en exposición viva, y un Laberinto de Color en Santo Domingo.

En diciembre de 2008, el Ayuntamiento de Guadalajara ha firmado un protocolo de compromiso con Sobrino, para construir un museo que lleve el nombre del autor. Mediante este acuerdo, el Ayuntamiento de Guadalajara se compromete a construir el museo “Francisco Sobrino” en las naves del antiguo matadero. Para ello, convocará un concurso de ideas para llevar a cabo su rehabilitación. El Alcalde, Antonio Román, se ha mostrado esperanzado en que las instalaciones ya estén completamente listas y adecuadas en el año 2010. Este nuevo museo contará con una sala de exposiciones en la que se mostrarán las obras cedidas por el autor y algunos trabajos escultóricos de otros artistas contemporáneos. Su objetivo principal será, tal y como ha destacado Antonio Román, “recuperar un artista para Guadalajara, lograr que perdure su persona y su obra, fomentar el patrimonio, y crear un nuevo espacio cultural en beneficio de la capital”.

 [Volver a Alcarrians Distinguished - Main Page]

© Panel mantenido por A. Herrera Casado - Guadalajara
aache@telefonica.net - diciembre 13, 2008