museos de castilla-la mancha toledo guadalajara cuenca ciudad real albacete


Una pintura de Gregorio Prieto en su Museo de Valdepeñas

Valdepeñas. Museo de Gregorio Prieto

El artista y su fundación

      Gregorio Prieto nace en Valdepeñas en 1897. La trayectoria artística de este gran pintor manchego cubre casi un siglo. Muy pronto manifestó su vocación artística ingresando en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, obteniendo numerosas becas y realizando sus primeras exposiciones en Barcelona y Madrid. Sus inmediatos contactos con las vanguardias europeas y las relaciones de amistad con los principales exponentes de la generación del 27 marcaron su formación artística. En 1926 participa en la Bienal de Venecia y en el Salón de los Independientes de París. En 1928, le conceden la beca de estudios en la Academia de Bellas Artes de Roma. Allí completa su formación, colaborando con Chicharro y relacionándose con Pisis, Marinetti, Carrà, Chirico, Moravia. En 1945 participa en el lanzamiento de la corriente artística del postismo, nuevo movimiento de vanguardia. Tras una breve estancia en España, consigue refugiarse en Inglaterra al estallar la guerra civil. Durante esta etapa estará muy vinculado a los poetas Luis Cernuda y Federico García Lorca, nombres que protagonizaron la generación del 27 a los que habría que añadir el de Gregorio Prieto en su vertiente plástica. Realiza decorados, colabora en la BBC como crítico de arte y acentúa su actividad como ilustrador gráfico. Su regreso a España, en el 49, tras doce años de ausencia, da inicio a un periodo decisivo para la promoción de su obra. A partir de los años 70 recibe importantes reconocimientos, como la medalla de oro al Mérito en las Bellas Artes (1982), la de la ciudad de Valdepeñas (1987) y la de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (1990), año éste en que se inaugura el Museo de la Fundación Gregorio Prieto y recibe el nombramiento de Académico Honorario de la Real Escuela de Bellas Artes de San Fernando. Fallece en Valdepeñas (1992) a los 95 años.
La Fundación Gregorio Prieto se constituye en 1968 como deseo del pintor de donar toda su obra pictórica al pueblo español. En 1987 por expreso deseo del pintor se instala la Fundación en Valdepeñas, inaugurándose la primera fase de su museo, aunque no es hasta 1990 cuando se inauguran sus instalaciones completas, utilizando una típica casa manchega del siglo XVII, restaurada convenientemente para albergar la colección de arte.

El museo

El museo está montado con gusto exquisito. Ya en el patio se muestran obras de referencia del pintor como una de las deliciosas vistas del jardín de Aranjuez, la melancólica Luna Nueva, el homenaje a El Greco, y otro de sus temas recurrentes, Los Molinos. En la sala de la derecha podemos admirar una buena colección integrada mayoritariamente por dibujos y obra gráfica, en la que están presentes obras de Miró, Solana, Picasso y Chagall, entre otros. Pero también se presentan lienzos de notables pintores -menos famosos- como José Frau o Manuel Prior. En otras salas del interior, se muestra una selección de la obra de Gregorio Prieto, a través de sus etapas estilísticas, donde podemos ver desde los cuadros del puntillismo impresionista de ligeros tonos suaves y evanescentes (como los jardines de Aranjuez o los paisajes intimistas de El Paular) hasta la rotunda afirmación del contrastado color apoyado casi en abultado relieve de su última época, a la que corresponden sus visiones amorosas de exaltación ibérica. En tan largo recorrido llegarían influencias de corrientes extranjeras y Prieto fue pasando por el cubismo (en su estancia por Francia y Bélgica), fauvismo, expresionismo, surrealismo (etapa ésta que nos deja sus famosas composiciones de maniquíes articulados), arte pop (utilizado en los fotomontajes), simbolismo onírico (en las ilustraciones de poemas), colleges (en los que recurre a todo tipo de objetos y materiales), postismo (empleando la fotografía como medio plástico y poético). También la pasión por la lírica popular se evidencia en la obra de Prieto rescatando los molinos, los arcángeles o las escenas taurinas, en la búsqueda del equilibrio entre lo popular y lo culto, combinando lo tradicional y lo moderno. No faltan tampoco muestras de sus excelsos bodegones y los retratos de sus amigos (por ejemplo el de Rafael Alberti), su paréntesis arqueológico-poético en el que el artista da nueva vida a las damas oferentes y a todo el repertorio de esfinges zoomórficas de las tierras castellano-manchegas. Muy bien representada está su anterior etapa greco-latina, cargada de admiración y veneración por las líneas arquitectónicas clásicas y poblada de marineros e iconografía homoerótica y los momentos en los que el artista realiza grandes ilustraciones de carácter dibujístico.

Datos prácticos

Emplazamiento:  Pintor Mendoza, 27. Tf./fax: 926.324 965.
Apertura: Martes de domingos de 10 a 14 horas y de 17 a 20 horas (18 a 21 en verano). Cierra lunes y domingos tarde.


Los textos y fotos de este web site pertenecen a la obra Museos de Castilla-La Mancha. de José María Ferrer González y Antonio Herrera Casado, editado por AACHE Ediciones. 2006. Colección "Tierra de Castilla-La Mancha" nº 6.
Esta página es ofrecida a la Nueva Frontera por
AACHE Ediciones, libros de Guadalajara y Castilla-La Mancha
C/ Malvarrosa, 2 - 19005 GUADALAJARA (España)
Telef.  +34 949 220 438 - email: ediciones@aache.com - Internet: www.aache.com

© AACHE Ediciones - actualizado a domingo, 19 de noviembre de 2006
Reservados todos los derechos