museos de castilla-la mancha toledo guadalajara cuenca ciudad real albacete


Aspecto del patio del hospital -hoy Museo- de Santa Cruz

Toledo. Museo de Santa Cruz

 

El edificio
 

El hospital de Santa Cruz fue fundado en 1494 más como institución de beneficencia (que ampara pobres y huérfanos) que sanitaria. Su promotor fue el arzobispo de Toledo y cardenal de la Santa Cruz de Jerusalén don Pedro González de Mendoza, poderosísimo personaje de la España de los Reyes Católicos; su continuidad institucional fue patrocinada por el cabildo catedralicio. Es uno de los mas vistosos edificios toledanos del XVI. La obra se inició en 1504 bajo el proyecto del maestro mayor de la catedral Enrique Egas, quien la dirigió hasta su muerte en 1534, en la línea de sus otros hospitales reales (Santiago y Granada)y sobre los modelos medievales italianos de planta cruciforme. Aquí se logra una singular perfección formal, que tiene algo de emblemático, en el ajuste de dos patios y la disposición en cruz y dos pisos de las grandes salas de dormitorios. En el crucero un cimborrio de traza mudéjar ilumina el recinto y se constituye como centro de la composición. La portada principal la preside un relieve que evoca la Invención de la Cruz por santa Elena, en la que se aprecia la pervivencia de tradiciones compositivas góticas y la falta de prejuicios de los primeros maestros renacentistas en el manejo de las novedades italianas.

 

Los fondos

 

La conjunción de edificio y de los fondos de la sección de Bellas Artes convierten a Santa Cruz en uno de los mejores museos de nuestro país. El núcleo más importante está constituido por la veintena de lienzos de Doménico Thoetocópuli El Greco, con algunas de sus obras capitales como la Inmaculada Oballe su obra cumbre religiosa realizada ya al final de su vida y que se considera como una especie de testamento estético del cretense. Como no destacar también la calidad y el atractivo de la Sagrada Familia y una temprana Inmaculada, ambas obras procedentes de Santa Leocadia, o la Coronación de la Virgen, obra grandiosa pintada para la parroquia de Talavera la Vieja. Completan la colección figuras de santos y apóstoles y una réplica del Expolio de la Catedral.

      Prosiguiendo en el ámbito de la pintura hay que citar las tablas góticas de Nicolás Francés del siglo XV, y las soberbias obras de los maestros castellanos de comienzos del siglo siguiente –Borgoña, el maestro de Paredes de Nava-. Ya en la segunda mitad del siglo destacan las obras de otros notables pintores castellanos -Correa de Vivar, Comontes, Carvajal, Morales-. También destaca la pintura flamenca de la época  –Coecke, Antonio Moro-. Del siglo XVII hay que destacar el lienzo de la Sagrada Familia de José de Ribera,  las obras del toledano Luis Tristán, de los madrileños Sánchez Cotán y Carreño de Miranda, y del valenciano Orrente. Ya a la segunda mitad del siglo corresponden el impresionante Descendimiento de Lucas Jordán. Del siglo XVIII hay que destacar el Cristo Crucificado atribuido a Goya.

      En lo relativo a la escultura hay una buena colección de tallas medievales entre las que destaca el Cristo de la Luz, de fines del siglo XIII. Otras obras destacables son el busto del Emperador Carlos V, de plata sobredorada, atribuido a León Leoni (fines XVI), dos obras de la segunda del siglo siguiente: el busto de Juanelo Turriano tallado en mármol de Carrara que se atribuye a Monegro, y las tallas en madera policromada de la Dolorosa y el Ecce Homo, de Pedro de Mena o su escuela.

      Entre la selecta muestra de tapices que atesora el museo hay que destacar el denominado de los Astrolabios o del Zodíaco, tejido en lana por talleres flamencos o del norte de Francia en la segunda mitad del siglo XV, así como el notable repostero del Tanto Monta con el escudo de los Reyes Católicos y el más que notable tapiz flamenco de La Natividad de principios del siglo siguiente. Por su valor histórico destacan también los tres estandartes entregados por don Juan de Austria tras la victoria sobre la armada turca.

      Los fondos descritos forman lo esencial de la sección de Bellas Artes, pero sin embargo, puede verse además espléndidos muebles de época, relojes, armas, joyas, orfebrería sacra y documentos históricos relevantes.

 

Datos prácticos

Emplazamiento: Cervantes, 3. Tf. 925.221.402.
Apertura: 10 a 16,30 horas, lunes a sábados; domingos de 10 a 14 horas. Gratuito.
Información complementaria: En el momento de cerrar la edición (enero 2006), sólo se exponen en dos salas provisionales -a las que se accede por la planta baja del claustro noble- una muestra mínima de los fondos (Grecos, tapiz de los Astrolabios, y una testimonial representación de pintura, escultura, mobiliario y orfebrería). El museo está en fase de reestructuración total, incorporando los espacios en vía de rehabilitación del antiguo convento de Santa Fe, donde se expondrán las colecciones medievales. La sección de Bellas Artes –también la de Arqueología- sufrirá cambios.

Cuenta el Museo con otras secciones: la de Arqueología y la de Cerámica.


Los textos y fotos de este web site pertenecen a la obra Museos de Castilla-La Mancha. de José María Ferrer González y Antonio Herrera Casado, editado por AACHE Ediciones. 2006. Colección "Tierra de Castilla-La Mancha" nº 6.
Esta página es ofrecida a la Nueva Frontera por
AACHE Ediciones, libros de Guadalajara y Castilla-La Mancha
C/ Malvarrosa, 2 - 19005 GUADALAJARA (España)
Telef.  +34 949 220 438 - email: ediciones@aache.com - Internet: www.aache.com

© AACHE Ediciones - actualizado a domingo, 19 de noviembre de 2006
Reservados todos los derechos