Castillo de Jadraque
Se restaurará con cargo al 1% cultural de Fomento

Texto publicado por  Nueva Alcarria de 6 Septiembre 2002


Jadraque (Guadalajara)
Un aspecto del castillo medieval de Jadraque (Guadalajara)
Ha sido editado un magnífico libro sobre el Castillo de Jadraque

El sello de Jadraque, las postales, muchas de las fotos que llevan los viajeros en sus carretes guardan la huella indeleble de una de las construcciones más estéticas y elegantes de España. Bella por fuera, y bella por dentro, de cerca no puede ocultar su dolor por estar de pie tantos años. Piedra a piedra se iba desmoronando poco a poco la ilusión de los jadraqueños. Sin embargo, el orgullo de un pueblo, y la lógica han dictado sentencia. La lucha continuada y las ganas, no de colocar muletas y parches a su emblema, sino de lavar la cara entera del castillo y darle una utilidad pública han hecho posible el milagro. El castillo se restaurará integralmente con fondos del Ministerio de Fomento, y además será útil para sus habitantes. El viejo castillo pondrá toda su belleza a disposición de sus paisanos, quienes más se preocuparon por su salud.

Hay constancia de varias construcciones anteriores a la que vemos actualmente. Se habla de que existió una torre de vigilancia islámica edificada a finales del siglo VIII. Posteriormente está constatada la reforma de esta construcción en el primer tercio del siglo XI. Tras la reconquista de Toledo por Alfonso VI en 1085, el castillo pasó a manos castellanas. A principios del siglo XII con seguridad se comenzó a derivar la primitiva torre para levantar un castillo más grande y dedicado a defender la frontera que será la base del castillo-palacio del siglo XV. Se dice que don Rodrigo Díaz de Vivar fue quien conquistó por primera vez el castillo a los musulmanes.

El nombre del Castillo del Cid se debe probablemente a que su dueño en el siglo XVI fue Rodrigo de Vivar y Mendoza, conde del Cid y marques de Cenete. Pero hay que

apuntar que, su padre, el cardenal Pedro González de Mendoza, compró este castillo por su conocido afán por entroncarse en el linaje cidiano. De ahí que adquiriese este castillo en un lugar tan inhóspito, así como que a su hijo primogénito le llamó Rodrigo de Vivar, en honor a su supuesto antepasado.

En 1434 Juan II escinde de la Tierra de Atienza los sexmos del Bornova y del Henares como dote para Doña María, nieta de Pedro I, que iba a contraer matrimonio con Gómez Carrillo de Acuña, camarero del rey. Dentro de este lote estaba la fortaleza de Jadraque, entre otras aldeas y despoblados. Al poco, Alonso Carrillo de Acuña guarda mayor de Enrique IV heredó toda la tierra de Jadraque. En pocos años dilapidó su herencia. En 1469 permuta la villa de Jadraque y su castillo por la villa de Maqueda (Toledo) con Pedro González de Mendoza obispo de Sigüenza.

En 1471 comienza su restauración que fue bastante amplia ya que el castillo fue prácticamente rehecho, creando la edificación que vemos ahora. Las obras acabaron en 1488 y se inauguraron con gran pompa y boato acudiendo a la misma los Reyes Católicos. En 1492 Rodrigo Vivar y Mendoza, hijo reconocido del Cardenal, se casó con Leonor de la Cerda hija de los Duques de Medinaceli. Su padre le regalo el recién restaurado castillo del Cid como residencia.

Durante la guerra de Sucesión 1700-1714 la villa y el castillo de Jadraque sufrieron mucho. Las tropas del archiduque Carlos de Austria saquearon la villa, profanaron la iglesia y maltrataron el viejo castillo.

Durante la Guerra de la Independencia (1808-1812), el castillo sufrió grandes depredaciones.

En 1889 Don Mariano Giron Duque de Osuna y del Infantado vendió las ruinas del castillo de Jadraque al ayuntamiento del lugar por la simbólica cantidad de 305 pts. Entre 1959-1964 se llevaron acabo las obras de consolidación del castillo si bien se han sucedido en los últimos años algunas otras.

Jadraque: Cronología de la restauración del castillo

El día 4 de noviembre de 1898, siendo alcalde D. José Deogracias Tejero, fue comprado, en subasta pública, por el Ayuntamiento, a la casa de Osuna, herederos de los Infantados, por 305 pts. La escritura de compra está fechada el día 29 de julio de 1899. Desde este momento el pueblo de Jadraque intentó por todos los medios a su alcance que el castillo no se desmoronara.

En 1959, siendo alcalde D. Mariano Ormad y con la ayuda de algunas personas de Jadraque entre las que se encontraba D. José Antonio Ochaita, se realizó la primera consolidación y restauración del castillo con la colaboración personal de todos los vecinos. La aportación económica principal fue la del pueblo. El Ayuntamiento colaboró organizando el trabajo de los vecinos y con alguna ayuda económica, al igual que la antigua Institución Oficial de Bellas Artes. Esta restauración duró hasta 1964, ya que las aportaciones privadas fueron escasas y las obras no pudieron continuar por falta de materiales. En ella se finalizó la reconstrucción de las murallas.

En 1982, el estado de conservación del castillo era alarmante, de sus muros habían desaparecido cantidad de sillares hasta una altura de 2 metros. El proyecto de reconstrucción se redacta por encargo de la dirección del Patrimonio Artístico y tiene como prioridades el saneamiento y consolidación de almenas y la reparación de murallas. El total del presupuesto fue de 5.637.7094 de pesetas. Al finalizar la reconstrucción se instalaron unos focos para iluminar el castillo.

En los últimos años se han sucedido algunas otras obras de menor importancia en el castillo. A pesar de todas estas actuaciones en el castillo, y sabiendo que sin ellas del castillo ya no quedaría casi nada, con el paso del tiempo el edificio estaba cada vez en peores condiciones.

La Asociación Turístico Cultural solicitó en varias ocasiones al Ayuntamiento reuniones para tratar este tema, pidiéndole que se cerrara y que sólo fuera visitable con guía y con un horario establecido, para así tratar de impedir el deterioro producido por algunas personas que se acercaban a él.

En el pleno celebrado el 28 de abril de 2000 se acuerda por unanimidad la petición del 1% cultural al Ministerio de Fomento.

El 19 de noviembre de 2001 se redacta un convenio de cooperación educativa con la Universidad de Alcalá, por el que algunos alumnos del Master de Restauración y Rehabilitación del Patrimonio dirigidos por el arquitecto D. Carlos Clemente, harán las prácticas en el proyecto de restauración del castillo elaborando la documentación que se necesita para conseguir el 1% cultural.

En el pleno del 21 de diciembre de 2001, la alcaldía comunicó que se habían iniciado los primeros pasos con el fin de solicitar subvención al Ministerio de Fomento con cargo al 1 % cultural y que se formalizará un convenio con la Universidad de Alcalá de Henares para elaborar la documentación.

En el pleno del 11 de junio de 2002, se trata como tema único el nombramiento del arqueólogo D. Manuel Retuerce Velasco para que elabore el informe arqueológico y la supervisión de los trabajos de naturaleza arqueológica necesarios para el proyecto de emergencia e consolidación de torreones, palacio y acceso al castillo.

En el pleno del 28 de junio de 2002, la alcaldía informa al pleno que el expediente de concesión por el ministerio de Fomento del 1% cultural para la restauración del castillo sigue por buen camino. De todas formas, y con carácter previo a que el Ministerio se pronuncie, es preciso que el Ayuntamiento acometa ciertas actuaciones.

El día 2 de agosto de 2002 se recibe, en el Ayuntamiento el informe de concesión de subvención a cargo del 1% cultural, por un importe de 2.103.542 euros para una primera actuación sobre el castillo.

En el pleno del 30 de agosto de 2002, la alcaldía informa al resto de la corporación sobre esta ayuda económica para la restauración del castillo del Cid.

Regresar a Castillos de Guadalajara