Rollos y picotas de castilla-la mancha Tembleque


La picota de Tembleque

La Picota de Tembleque

La orden de San Juan aprobó la concesión del rango de villa a Tembleque en 1499, y así podía eximirse de su cabecera, de Consuegra, que se opone y pleitea, ofreciendo entonces Tembleque (1503) una donación de un quento (es decir, un millón) de maravedís "para las necesidades del Reino". La reina doña Juana firma el privilegio (1509) y lo confirma Carlos I (1530). Se abría así un sistema que ya no tendría retorno, cualquier lugar que quisiera alcanzar el villazgo tendría que pasar previamente por caja.

La picota de Tembleque aparece hoy en un tranquilo rincón de la villa, en el jardín situado ante la ermita de la Purísima Concepción. Es un ejemplar que se alza sobre gradas, con un fuste estriado que remata en un saliente que es lo que resta de la jaula que, según el modelo habitual de la zona, serviría de coronamiento al monumento. Conserva una curiosa inscripción grabada en una pieza intermedia del fuste que dice: "Reinando Ysavel II en nuestra restauracion política. Año 1835". Probablemente se añadiría esta leyenda para salvaguardar el monumento, en unos tiempos en los que existía la orden de "quitar y demoler todos los símbolos de vasallaje que hubiere en los pueblos" dictada precisamente por la reina gobernadora María Cristina, en nombre de Isabel II.


Texto y foto pertenecen a la obra El poder y sus símbolos en Castilla-La Mancha (Catálogo de todos los Rollos y Picotas de la Región). AACHE Ediciones. 2005. Colección "Tierra de Castilla-La Mancha" nº 4.
Esta página es ofrecida a la Nueva Frontera por
AACHE Ediciones, libros de Guadalajara y Castilla-La Mancha
C/ Malvarrosa, 2 - 19005 GUADALAJARA (España)
Telef.  +34 949 220 438 - email: ediciones@aache.com - Internet: www.aache.com

© AACHE Ediciones - actualizado a sábado, 18 de noviembre de 2006
Reservados todos los derechos